La Soltera y la Boda Regia

La Soltera y la Boda Regia

Escribo esto mientras espero con ansías mi deliciosa cena. Tengo hambre, pero puedo concentrarme, aprovecho el tiempo.
Admito que estoy sumamente encabronada por culpa de la tradición regia. Y sí, es regia, porque si le cuentas de estos problemas a amigas del centro o sur de México empiezan a decirte cómo en sus tierras todo es diferente.
¡Malditas bitches suertudas!

Continue reading

Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Algo que tal vez muchas personas no sepan es que en Monterrey se acostumbra a ir con pareja a las bodas, es decir, si eres una mujer soltera tienes que encontrar con quien ir hasta que consigas novio y termine ese problema.

Bueno. La cosa se complica un poquito más si dicha boda es familiar porque ¿cómo le dices a un amigo equis, perfecto desconocido, o chavo que te gusta que te acompañe a una boda en donde –probablemente– tenga que sentarse con tu familia y platicar? Y entiéndase por papá, mamá, hermanos, tíos, primos, ¡vaya! el paquete completo. Todo depende de la suerte o de los arreglos de asientos que hagan los novios.  Incómodo, ¿no? Y con potencial para el desastre.

Continue reading

Reflexiones de una chica de 29 años

Reflexiones de una chica de 29 años

Tengo 29 años.
Fue mi primer pensamiento cuando me desperté hoy por la mañana.
Dios. Santo. De mi vida. Tengo 29 años.
Soy una mujer adulta, fuerte e independiente. Es momento de aceptar mi realidad y ver las cosas tal como son: Nada de engaños,
pensé mientras me levantaba y me veía en el espejo. 
Es momento de ser honesta contigo misma Mimi: Las cosas no salieron como querías, pero todo está bien.
Todo. Está. Bien.
Primero lo primero:

Continue reading

Colibrí y Calzones Morados

El colibri de calzones moradosComo he escrito en otros post, soy una mujer regia, soltera y -ahora- ¡empleada!, entonces una parte de mi vida va viento en popa: Tengo trabajo y un sueldo quincenal -dejémoslo en eso y ya-, mi blog, la novela en la que voy avanzando, los talleres que me ayudan a crecer en mi camino como escritora…

Pero podría ser que es momento, tal vez -honestamente no estoy segura, pero como que me dan ganas- de ponerle más atención a mi vida amorosa.

Continue reading