Reencuentro de un Viejo Amor

 Reencuentro de un Viejo Amor

De nuevo, mis padres estaban de viaje y yo me encontraba con un antojo intenso de un taquito Gobernador, de esos de camarón y queso.
Yummy. Total.
Así, después de probar suerte y sin mucha insistencia con varias de mis amigas, fui sola a saciar mi hambre. Bueno, antojo.

Continue reading

50 Formas de… OMG!

50 sombras de...OMG!

Todo comenzó en una reunión:
–¿Oye Mimi? Quiero que escribas algo de lo de las 50 sombras… -me dijo Ana Paty de repente, apartándome de la conversación grupal.
¿Por primera vez una lectora –OK, una amiga, ¡pero que me lee!– me ha pedido que escriba algo?

Decidida a cumplir con sus expectativas, empecé a buscar con quién ir a ver la película. Después de preguntarles a unas cuantas personas: O todos ya la habían visto o no les interesaba.
Malditos bitches!
Lo pensé bien y decidí que podía ir sola. ¿Quién necesita compañía?

Continue reading

Llámame Miss Elva

Llamame Miss Elva

Como algunas personas ya saben, actualmente soy docente de preparatoria. Decir que dar clases en ese nivel es una aventura diaria es poco. Pero tal vez puedo compartir con ustedes lo que ha sido la experiencia de ser maestra para mí: Cómo fue mi primer día como persona que jamás ha –de hecho– impartido clases y  el primer “gran regaño” también. Esas experiencias son las historias de este post.

Continue reading

Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Algo que tal vez muchas personas no sepan es que en Monterrey se acostumbra a ir con pareja a las bodas, es decir, si eres una mujer soltera tienes que encontrar con quien ir hasta que consigas novio y termine ese problema.

Bueno. La cosa se complica un poquito más si dicha boda es familiar porque ¿cómo le dices a un amigo equis, perfecto desconocido, o chavo que te gusta que te acompañe a una boda en donde –probablemente– tenga que sentarse con tu familia y platicar? Y entiéndase por papá, mamá, hermanos, tíos, primos, ¡vaya! el paquete completo. Todo depende de la suerte o de los arreglos de asientos que hagan los novios.  Incómodo, ¿no? Y con potencial para el desastre.

Continue reading