Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Algo que tal vez muchas personas no sepan es que en Monterrey se acostumbra a ir con pareja a las bodas, es decir, si eres una mujer soltera tienes que encontrar con quien ir hasta que consigas novio y termine ese problema.

Bueno. La cosa se complica un poquito más si dicha boda es familiar porque ¿cómo le dices a un amigo equis, perfecto desconocido, o chavo que te gusta que te acompañe a una boda en donde –probablemente– tenga que sentarse con tu familia y platicar? Y entiéndase por papá, mamá, hermanos, tíos, primos, ¡vaya! el paquete completo. Todo depende de la suerte o de los arreglos de asientos que hagan los novios.  Incómodo, ¿no? Y con potencial para el desastre.

Continue reading

Mi 2014

Mi 2014

Seré muy honesta –suelo serlo en mis entradas reflexivas–, para mí Año Nuevo casi siempre ha sido una mezcla agridulce de pensamientos deprimentes sobre lo no logrado y las malas experiencias vividas, y la esperanza y nuevas aventuras que traerá el siguiente año. Poco me detuve en el proceso de vivir el 2014 para considerar lo mucho que las cosas estaban cambiando para mí.

Continue reading

Reflexiones de una chica de 29 años

Reflexiones de una chica de 29 años

Tengo 29 años.
Fue mi primer pensamiento cuando me desperté hoy por la mañana.
Dios. Santo. De mi vida. Tengo 29 años.
Soy una mujer adulta, fuerte e independiente. Es momento de aceptar mi realidad y ver las cosas tal como son: Nada de engaños,
pensé mientras me levantaba y me veía en el espejo. 
Es momento de ser honesta contigo misma Mimi: Las cosas no salieron como querías, pero todo está bien.
Todo. Está. Bien.
Primero lo primero:

Continue reading

Book & It’s Movie

Book vs. Movie

¿Cuántas veces nos sucede que amamos una novela, pero odiamos la película basada en ella? La verdad a mi me ha pasado y eso que me gusta leer y siempre intento terminar un libro antes de ver la película.  Pero creo que nadie se salva de “aquella que se nos fue”. El libro que no conseguimos comprar, que nos presten o inclusive -seamos honestos- fue una historia que no nos llama la atención,  pero vamos a ver la película:  no más pa’ ver qué.  Creo que es importante recordar que no debemos de juzgar una historia basada en una novela por los actores que interpretan a los personajes, las escenas , la música,  es mejor animarse a conocer la verdadera historia y los personajes que un autor crea.