La Soltera y la Boda Regia

La Soltera y la Boda Regia

Escribo esto mientras espero con ansías mi deliciosa cena. Tengo hambre, pero puedo concentrarme, aprovecho el tiempo.
Admito que estoy sumamente encabronada por culpa de la tradición regia. Y sí, es regia, porque si le cuentas de estos problemas a amigas del centro o sur de México empiezan a decirte cómo en sus tierras todo es diferente.
¡Malditas bitches suertudas!

Continue reading

Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Algo que tal vez muchas personas no sepan es que en Monterrey se acostumbra a ir con pareja a las bodas, es decir, si eres una mujer soltera tienes que encontrar con quien ir hasta que consigas novio y termine ese problema.

Bueno. La cosa se complica un poquito más si dicha boda es familiar porque ¿cómo le dices a un amigo equis, perfecto desconocido, o chavo que te gusta que te acompañe a una boda en donde –probablemente– tenga que sentarse con tu familia y platicar? Y entiéndase por papá, mamá, hermanos, tíos, primos, ¡vaya! el paquete completo. Todo depende de la suerte o de los arreglos de asientos que hagan los novios.  Incómodo, ¿no? Y con potencial para el desastre.

Continue reading

Vacaciones en las alturas. Parte 2.

Vacaciones en las alturas. Parte 2.

¡Oh! Inocente Leva.
Inocente, inocente Leva.
Después de la aventura que fue el Skywalk del Gran Cañón pensé que una montaña rusa sería una experiencia más sencilla: “Que al cabo lo único que tengo que hacer es sentarme ahí, ¿no?”
¡Ja!
Permíteme reírme.

Continue reading

El ritual de los chones rojos

El Ritual de los Chones Rojos

Algo que toda soltera conoce –creo–  es el ritual de los calzones rojos en año nuevo, pero para los que no, aquí se los explico:

Alguien debe de regalarte unos calzones rojos que usarás durante la Víspera de Año Nuevo para así tener suerte en el amor durante el año que empieza.

Siendo honesta, casi siempre –favor de recordar el “casi”– hago el ritual de los chones rojos, pero –como he mencionado en mi post anterior– en lo últimos seis años no ha surtido efecto.

Continue reading

La maldición de las entrevistas

La Maldición de La Entrevista

Algo en lo que desempleados y trabajadores activos podemos coincidir es que en la búsqueda de empleo –ya sea para conseguir uno o cambiar el que se tiene– es necesario asistir a muchas entrevistas –a menos de que a la primera lo consigas, ¡maldito bitch suertudo del mal! – y prepararse para esas es inevitable.

Algunos podríamos considerarlo como la racha de una maldición. Vas a muchas, consigues nada.

Continue reading