Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Algo que tal vez muchas personas no sepan es que en Monterrey se acostumbra a ir con pareja a las bodas, es decir, si eres una mujer soltera tienes que encontrar con quien ir hasta que consigas novio y termine ese problema.

Bueno. La cosa se complica un poquito más si dicha boda es familiar porque ¿cómo le dices a un amigo equis, perfecto desconocido, o chavo que te gusta que te acompañe a una boda en donde –probablemente– tenga que sentarse con tu familia y platicar? Y entiéndase por papá, mamá, hermanos, tíos, primos, ¡vaya! el paquete completo. Todo depende de la suerte o de los arreglos de asientos que hagan los novios.  Incómodo, ¿no? Y con potencial para el desastre.

Continue reading

Reflexiones de una chica de 29 años

Reflexiones de una chica de 29 años

Tengo 29 años.
Fue mi primer pensamiento cuando me desperté hoy por la mañana.
Dios. Santo. De mi vida. Tengo 29 años.
Soy una mujer adulta, fuerte e independiente. Es momento de aceptar mi realidad y ver las cosas tal como son: Nada de engaños,
pensé mientras me levantaba y me veía en el espejo. 
Es momento de ser honesta contigo misma Mimi: Las cosas no salieron como querías, pero todo está bien.
Todo. Está. Bien.
Primero lo primero:

Continue reading

Solterita Frozen

Solterita Frozen

Ok. Solamente porque los últimos días en Monterrey el clima ha sido un poco decente, no significa que la verdad oscura y fría no está por venir.

Algo que sufrimos algunas solteras es el invierno. Y no me digan que no es cierto… O bueno, no sé para las demás, pero para mí sí. Y estás son las razones:

Continue reading