Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Solterita y Sin Pareja en Boda Familiar

Algo que tal vez muchas personas no sepan es que en Monterrey se acostumbra a ir con pareja a las bodas, es decir, si eres una mujer soltera tienes que encontrar con quien ir hasta que consigas novio y termine ese problema.

Bueno. La cosa se complica un poquito más si dicha boda es familiar porque ¿cómo le dices a un amigo equis, perfecto desconocido, o chavo que te gusta que te acompañe a una boda en donde –probablemente– tenga que sentarse con tu familia y platicar? Y entiéndase por papá, mamá, hermanos, tíos, primos, ¡vaya! el paquete completo. Todo depende de la suerte o de los arreglos de asientos que hagan los novios.  Incómodo, ¿no? Y con potencial para el desastre.

Continue reading

Mi 2014

Mi 2014

Seré muy honesta –suelo serlo en mis entradas reflexivas–, para mí Año Nuevo casi siempre ha sido una mezcla agridulce de pensamientos deprimentes sobre lo no logrado y las malas experiencias vividas, y la esperanza y nuevas aventuras que traerá el siguiente año. Poco me detuve en el proceso de vivir el 2014 para considerar lo mucho que las cosas estaban cambiando para mí.

Continue reading