Leva González

Leva González

¡Aló! soy Leva González, estoy por cumplir 30 años y, a diferencia de Mimi, yo no tengo novio.
Maldita bitch, Mimi!

Siempre he tenido la ilusión de algún día, al igual que mi mamá, tías y hermana mayor, casarme y formar una familia. Pero por más que lo intento, las cosas simplemente no están sucediendo para mí.

¿Será el destino? ¿Será que tal vez a mí no me tocará ser esposa y madre? ¿O será que simplemente no es el momento?… ¡¿Quién sabe?!

Pero después de años intentando eliminar mi estatus de “Soltera” y de poner de mi parte para lograr ese “felices por siempre” (OK, no. Sí sé que no es un cuento de hadas). Simplemente los chavos no me pelan… O deciden que siempre no, o termina siendo que ya tienen novia (¡ja!) y yo ni enterada estaba (de nuevo: ¡ja!) o algo por el estilo.

¿Seré un adefesio? ¿Tendré una maldición? ¿Será que sufro de mala suerte? ¿Será que no dejé a San Antonio de cabeza el tiempo suficiente?

Así que, después de la última desilusión amorosa en la que un amigo coquetón y patancito (ahora me doy cuenta) ¡Suficiente! ¡Tire la toalla! Y dije: “¡Al diablo! ¡Lo que sea!”

Fuck it!

La cosa es que ya me harté de la búsqueda y de que Cupido no me ayude, de que por más que le recé a todos los santos (San Antonio, San Judas, San Nicolás de Bari y Santa Filomena, por mencionar solo algunos). ¡Todos me ignoren!
¡Ash! ¡Me chokis!

Entonces, un día decidí algo que ha cambiado mi vida: Si el amor no muestra interés en mí, yo no me interesaré en el amor. No más.

Así es: Estoy en la banca. Fuera del juego.
Leva González busca el amor, ya no más.

¿La verdad? Esto nunca lo había hecho. Jamás había decidido simplemente no hacer nada.

Y dude! Mi vida es totalmente diferente. ¡Cambio de 180 grados! Lo admito: Es súper interesante como puedo vivir, disfrutar y notar cosas que antes ignoraba por andar buscando desesperadamente ¡un maldito novio que me acompañe a las bodas, se convierta en mi esposo y el padre de mis hijos no nacidos y no concebidos!

(Cero presión. ¡Claro está!)

Y honestamente, creo que la cosa se puso interesante. Es muy divertido vivir la vida cuando el qué dirá “equis chavo” te vale madre.

¿Me acompañarías en esta aventura? ¡Espero que sí!

Besos,
Leva.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s