El Bronceado Perfecto

Cuando estás en el Caribe, obvio vas a querer trabajar tu bronceado. Llegamos a St. Thomas y el equipo de Cruceros y Grupos nos había ayudado a reservar nuestras actividades en la isla. Me sentía relajada porque sabía que ellos se habían hecho cargo de todo. Nosotros solo teníamos que llegar. 

La playa estaba sumamente tranquila, las olas eran muy pequeñas, el agua fresca de color turquesa y el sol calentaba. Tomé el aceite bronceador de mi hermana, me eché generosamente por todos lados y entré al mar: nadé, le pedí a mi mamá que me tomará fotos -las borré todas- y luego pedí cargar a mi sobrino hermoso y que me tomaran fotos -las guardé todas como favoritas-, nadé un rato más, buscando ver algún pececito con los googles de 40 dólares que mi hermano le había comprado a mi cuñada y de rato me cansé y decidí trabajar en mi bronceado. Mi meta: lograr el color de J.Lo. 

Algo bien interesante del ejercicio, las olas y el sol es que te relaja bastante. Algo todavía más interesante es que es imposible dormir -cerrar los ojos- con el sol en tu cara. ¡Con ojos cerrados y todo la luz cala! Entonces me puse los lentes de sol.

-Ma, avísame cuando pasen 15 minutos -le pedí a mi mamá mientras ella cuidaba del nieto y sin esperar su respuesta me acomodé y empecé a dormitar. 

-Eit… Ya nos vamos – desperté de repente con la voz de mi papá. 

Volteé a mi alrededor confundida. Las personas del crucero -los que reconocía, por lo menos- preparaban sus cosas para regresar. El barco saldría pronto.  Me quité los lentes de sol para tallarme los ojos y vi la mirada de mi hermana:

-¡Leva….!
Voltearon mi cuñada y mi mamá a verme y empezaron a reír… 

-¿Qué? ¿qué tengo? – dije insegura tapándome la nariz.


Volteó mi hermano: – Este… nada, nada grave- me dijo inseguro.

-Se puede lastimar con eso, se puede sentir mal – dijo mi papá molesto, medio intentando hacer que los demás dejaran de reírse.

Toqué mi cara y sentí todo mi lado derecho caliente, pero no me ardía ni me dolía. 

Mientras hacíamos fila para subir al barco, noté que algunas personas se me quedaban viendo y luego el chico que checó mi papelería para subir al barco intentó aguantarse una sonrisa…. Volteé a ver mi cuerpo, pensando que se me transparentaba el traje de baño (era negro entonces ni al caso) y vi que estaba todo normal. 

Al llegar al cuarto por fin me vi en el espejo. Todo el lado derecho de mi cara estaba roja, con los lentes de sol claramente marcados en el entrecejo, mi frente y cachete. Me había bronceado mal, sumamente mal. 

-No pasa nada, ahorita porque estás roja-roja pero ya en la noche se te va a bajar … – me dijo mi hermana intentando tranquilizarme.

Busqué en Internet una solución: “Se puede solucionar en una o dos semanas, dependiente de la gravedad, con exfoliación 2 o 3 veces a la semana, eliminando las células muertas”.

¿Alguna vez han intentado exfoliarse con la piel al rojo vivo? No lo hagan. Duele. Duele mucho y duele por un buen rato. Y lo peor es que el color rojo de tu cara se intensifica y por mucho… 

Anyways, terminé el crucero comprando maquillaje de lujo en el barco (porque era el único que vendían) dos tonos más oscuro que mi tono normal de piel -inclusive bronceada- para intentar esconder  la doble tonalidad de mi cara… Entonces en las últimas fotos familiares parezco una verdadera Oompa Loompa porque pues…era naranja y la más chaparra de todos…

Lección aprendida: Si decido “dormitar” en la playa usaré más protector solar, un sombrero y, sobre todo, pondré un despertador. 

¡Ah! Y evitaré exfoliar mi cara… no, no… Esas cosas no son de Dios. Esas cosas son tortura.

8 thoughts on “El Bronceado Perfecto

Leave a Reply to Elva Nohemí González Castillo Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s