Lavado de Cerebro

Lavado de Cerebro

Recientemente, una amiga cercana terminó su relación de noviazgo. Mientras la escuchaba desahogarse y hablar una y otra y otra vez sobre aquella vez que él -estando de viaje- le mandó flores nomas porque sí, empezó a hacerme preguntas (porque yo tengo la súper experiencia en el amor, claramente) y luego me preguntó “¿cómo le hago para sacármelo de la cabeza?”…

¿Por qué será que cuando termina algo -lo que sea- te acuerdas solo de lo bonito? O sea, si de por sí somos poquitín dramáticas de repente, como que eso de: Chíngate y échate tú sola limón en la herida como que no, ¿no? ¿Pero por qué uno se aferra a lo bueno y no quiere ver lo malo o inclusive -y peor aún- lo real? ¿Les ha pasado?

Yo creo que es porque duele. Y además, qué flojera tener que lidiar con eso. Con todo lo de la superación personal, emocional, bla bla bla… ¡O sea, es todo un proceso!

Y si eres intensa como yo, peor tantito: Un día te despiertas decidida y vas a la librería a comprar libros de autoayuda (sí, he comprado libros de autoayuda… No me vengan con que ustedes no…), bajando aplicaciones de meditación y pagando paquetes “Premium” cuando ni has hecho la sesión de prueba, suscribiéndote a canales de yoga en YouTube y haciendo todo tipo de ejercicio que te recomiendan para “soltar y perdonar”.

Y sí, todo sirve y ayuda. Todo va bien hasta que es momento de dormir, cuando ya no hay más distracciones, cuando ya no puedes ocupar tu mente en otras cosas y la tienes que dejar ser.

Entonces revives conversaciones y momentos, y luego comienzas con el famoso “si hubiera” y crees encontrar el momento exacto en que las cosas salieron mal; cuando dieron un giro y ya no había vuelta atrás. Y te duele.

Pero luego empiezas a pensar que tal vez no fue solo tu culpa y vuelves a recordar todo y comienzas a ver lo que no quisiste aceptar o notar cuando pasó. Y te duele más.

Y empiezas a obligarte a recordar todo como realmente fue, una y otra vez, las veces que sea necesario, como si estuvieras haciéndote un lavado de cerebro; pero no es para lastimarte sino para asegurarte de que jamás vuelvas a cometer el mismo error.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s