La Intervención

Honestidad en Madrid-Es que, Leva – respiró profundo y me vio a los ojos- ¡NO le gustas!
Mente en blanco.
Corazón partío, como canta Alejandro…
Auch– le dije finalmente y volteé a ver a la pareja a mi lado izquierdo.

Acababa de llegar a Madrid; estaba con mi amiga en unas hamburguesas en España y de pronto, con una sola frase, ella logró lo que muchos habían intentado desde hace tiempo: Hacerme entrar en razón.

No es que “no le guste tanto”, es que simplemente no le gustaba y punto.
Auch.
Auch. Auch. Auch.

Durante mi estancia en Madrid, aprovechamos algunos momentos para platicar la historia. Ella y su esposo me ayudaron a, literalmente, abrir los ojos y mi mente y cambiar la percepción que tenía sobre la situación.

Una noche, mientras esperaba a que me diera sueño, en la oscuridad del cuarto empecé a considerar que el universo realmente sí trabaja a nuestro favor: En este viaje, se suponía que yo estaría acompañada desde un inicio. No era el plan estar sola en París; y sin embargo, estuve sola. Y al estar sola tuve oportunidad de reflexionar; sin opiniones ajenas y sin la validación de otras personas.

Mientras comenzaba a sentir mis ojos cada vez más pesados, consideré que esta intervención no fue cosa del azar; no fue cuestión de suerte. Pensé que tal vez y solo tal vez esta era una intervención de allá arriba porque ya estaba lista para escuchar.

Mil veces había pedido señales, había pedido consejos, pero nunca había estado realmente abierta a aceptar lo que los demás me decían. ¿Quién sabe? tal vez el estar sola me ayudó a abrirme para aceptar aquello que mis amigos me decían: Era momento de dejar atrás y avanzar.

Admito que ya había estado en otras situaciones parecidas: Más de una vez, mi mamá, mi hermana y otra de mis amigas más cercanas, habían intentado hacer una intervención. Con éxito, pero siempre momentáneo.

¿Por qué funcionó ahora? ¿Por qué eran ellos? ¿Por qué tienen tacto al mismo tiempo en que son directos?  Tal vez el jet lag, el tinto de verano o estar del otro lado del charco me ayudó a abrirme y a escuchar, a realmente considerar lo que me decían y que tal vez y solo tal vez había razón en sus palabras.

¿Les ha pasado a ustedes? Que están tercos, duro y dale, chinga y jode con algo, y luego, de repente ¡ZAS! De la nada.

¿A qué se debe? ¿Cómo funciona? ¿Cómo le hace la vida para ser tan inteligente? ¿Para saber cómo prepararte para dar el siguiente paso?

2 thoughts on “La Intervención

  1. Creo qué hay un momento para todo! Y que das el paso cuando allá arriba considera que estás preparado para hacerlo ❤️

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s