Un día en mi desempleo

unnamed

¿Qué como es mí día en esta época de desempleo? Más o menos algo así.*

7:45am Despierta de la nada. Quédate acostada en la cama y  date cuenta que es un día más. Escucha claramente el sonido de las regaderas, de la licuadora que está siendo utilizada por tu madre para preparar el licuado matutino a tu papá mientras él termina de arreglarse.

8:15am Suena la alarma del celular. No la necesitas, pero te gusta mantenerla activada por si acaso. Oprime el botón de Snooze.

8:20am Oprime de nuevo el botón de snooze. Es momento de dejar de ver el techo, el abanico que da vueltas. Es hora de levantarte de la cama.

8:25am Oprime de nuevo el botón de snooze. Abre la aplicación Evangelizo para comenzar tu día con el pie derecho.

8:30am Suena la segunda alarma. De nuevo, no la necesitas, pero te gusta mantenerla activa por si acaso. Miras fijamente el mensaje “Buenos días, alegría” que pusiste como nombre de alarma. Oprime el botón de snooze. Ve el whatsapp. Nada.

8:35am Es hora de salir de la cama, apagas todas las alarmas (también la de las 9am, que tampoco necesitas pero te gusta mantener activa por si acaso).

8:40am Es hora de hacer ejercicio. ¿Quieres hacer ejercicio? Si no quieres, puedes evitarlo. Tal vez vayas a caminar hoy con Silvia y ahí lo repones. Mejor ponte a tender la cama, lo mínimo que puedes hacer es tener tu cuarto arreglado. Ve el whatsapp. Mensajes de las princesas: buenos días a ellas también.

8:45am Es hora de bañarse y arreglarse. ¿Qué selección de música del iPad quieres hoy? ¿Quieres escuchar música? Sí, algo que me haga dejar de pensar tanto. Relájate.

8:49pm Disfruta del agua. Sin música, ponte a enlistar tus bendiciones. Recuerda tus bendiciones. Empieza.

9:20am Prende la computadora. ¡20 minutos tarde! Oh, es cierto. Yo no trabajo, no voy tarde a ningún lado. Ve el whatsapp. Mensajes de las princesas, de mis primas de los desayunos y de Lumen C….

9:21am Termina de arreglarte. Tal vez un poco de maquillaje para no verme tan deprimente. Uno nunca sabe, tal vez mi mamá necesite que haga algo hoy.

9:30am Abre Chrome y con él todas las páginas que checas diariamente: Facebook, Bolsa de Trabajo del ITESM, OCC, Bumeran y Zona Jobs… ¿Olvidé abrir alguna hoy?

9:31am Ve Facebook, ve las quejas de tráfico, de flojera, de San Lunes, ombligo de semana o de “por fin es viernes” de tus “amigos”. Sí, de ellos que siguen trabajado. Lee los mensajes de “ya es quincena” y de las quejas porque como quiera “no tienen dinero”…. ¡Malditos bitches todos!

9:35am Prepárate el desayuno. Un café para llevar a donde tienes la laptop, en el escritorio. Algo normal, algo que nos dé la sensación de estar trabajando.

9:40am Empieza a checar las bolsas de trabajo. Ve de nuevo tu currículum, de forma muy cautelosa, tal vez si no te hablan es porque hay un error garrafal en él.

9:42am Date cuenta de que no hay un error en tu CV, en ninguna de sus presentaciones. Regresa a las bolsas de trabajo. Pon los filtros necesarios: Egresado, Estado, Área de interés…

9:50am Nota que no es tu culpa. Que no hay muchas vacantes para tus áreas de interés y de experiencia. Nota como si hay un sinfín de vacantes para personas con perfil numérico: Finanzas, Ingenieros y Arquitectos… ¿Por qué no estudié otra carrera?

10:00am Tu madre ha llegado. Vayamos a recibirla, a ver que nos cuenta de su mañana.

10:15am Habla con tu mamá acerca de que necesitas trabajar, de que quieres dinero, de que quieres hacer algo. Explica en voz alta (pero más para ti que para ella) que no es tu culpa, que no hay muchas vacantes, que eres consciente de eso. “Está muy difícil la situación ahorita, no es para siempre, es solo momentáneo” y piensa para tus adentros que ya son 8 meses de esta situación, que tienes deudas, que debes unos 3 mil pesos de una tarjeta y que, de nuevo, tendrás que pedirle a tu papá que te ayude con esa deuda (y eso que ya no la usas, solamente es de la deuda que quedó pendiente desde diciembre).

11:00am Regresa a la computadora. Ve Facebook, ve las conversaciones de Skype. Saluda a tus amigos, tal vez alguien –el que no esté tan ocupado- te contesté pronto y puedas platicar.

11:01am Todos están ocupados. Hay que hacer otra cosa.

11:05am Abre Word. Empieza a escribir. Nada. No sale nada. Nada bonito, para para publicar.

11:07am Date por vencida. ¿Abrir Cuevana o Netflix? Difícil decisión.

11:10am Ódiate a ti misma por un momento. Piensa en como todos están trabajando. Piensa que es miércoles y tú estás viendo… Cuevana.

11:11am ¡Uh! Pide un deseo. Es estúpido, pero no importa. Tal vez alguien está escuchando. Tal vez se cumpla.

11:20am Tu mamá necesita aguacates de Soriana. Cámbiate, anímate. Saldrás y serás productiva.

11:35am Llega a casa, plática brevemente de tu “aventura” consiguiendo los aguacates en Soriana.

11:40am Saluda a Mariel por Skype. Nota que está ocupada, es mejor no interrumpir. Prueba suerte después.

12:00pm Tal vez puedas ir a comer con las amigas del ex trabajo. Tal vez algunas tengan tiempo.

12:10pm Confirmado, comerás con ellas.

12:11pm Ve Facebook.

12:30pm Ve hacia tus amigas, siente emoción por primera vez del día.

1:00pm Saludas. Si te topas a alguno de esos que te dijeron que no, mantén la cabeza en alto. Platica con Mariel. Tu humor y ánimo va mejorando.

1:10pm Pide comida. Platica, escúchalas. Ellas tienen cosas más emocionantes que contar. Temes las preguntas: ¿Y tú? ¿Qué cuentas?

1:40pm Hablan sobre clases y profesores. Escúchalas. Pon atención. No pasa nada. Este es el camino que les tocó recorrer a ellas, no a ti. A ti te toca un camino diferente, no pasa nada.

2:40pm Ellas deben regresar a trabajar. Acompáñalas. Siéntate. Solo por un momento, están ocupadas.

3:00pm Empieza a notar que van a junta, algunas de ellas… Otras reciben alumnos, otras llamadas. Esa es tu señal, es hora de regresar a casa.

3:05pm Maneja de regreso sin música. Revive los momentos. Piensa en lo mucho que extrañas trabajar. Piensa en que es momento de separarte, no de ellas sino del lugar. Es momento de ir distanciando la frecuencia de las visitas.

3:20pm Llega a casa. Saluda a tu mamá, platica con ella. Escúchala. Aprovecha el momento en que estás con ella.

3:40pm Checa tu computadora. Sigue platicando con las personas de las cuales hace unos minutos te despediste. Abre un archivo de Word. Nada.

4:30pm Suficiente. Tú no tienes que estar pegada a la computadora todo el tiempo. No salen las palabras. No hay nada que ver. Abre un libro y ponte a leer.

5:10pm Recibe un mensaje de Silvia. Hoy vamos a caminar. Sientes emoción. Te cambias antes de tiempo. Lee y espera. Come algo, no vaya a hacer que con este calor te dé algo en el parque…

5:40pm Empieza a inquietarte, quieres moverte. Checa que todo lo tengas listo: ropa, tenis, cel, toalla y bote de agua.

6:00pm Te llega un mensaje de alguna de tus amigas de la infancia. Ella acaba de recibir un aumento. Siéntete feliz, demuéstralo y felicítala. Esperas que realmente se note que si te da gusto por ella aunque no puedas evitar pensar en tu situación.

6:30pm Recibe mensaje de Silvia, es hora de ir a caminar.

6:34pm Llega a su casa, deja el carro y saludada de nuevo.

6:36pm Empiezan a platicar, sigue así, aconséjala, pídele consejo. Habla de todo y ve las cosas desde una nueva perspectiva.

7:20pm Es hora de regresar a casa.

7:25pm Toma un poco de agua, descansa unos minutos antes de refrescarte.

7:40pm Es momento de bañarse de nuevo y arreglarse.

8:20pm Pasa por Mariel. Van al grupo de oración.

8:30pm Empieza la plática. Te preguntan sobre tu búsqueda de empleo, te aconsejan, sugieren estudiar de tiempo completo. Escuchas tranquilamente y con una sonrisa.

9:10pm Empieza el Rosario. Las peticiones: Pide por aquellos que no tienen trabajo, enlista aquellas cosas que los demás te pidieron que rezaras por ellos.

9:40pm Empieza la plática de nuevo, el tema es religioso, conserva tu mente abierta, pero segura de tus creencias y opiniones.

10:10pm Es hora de irnos, quieres cenar, pero tal vez en otro lugar, es hora de irse.

10:35pm Hora de cenar. La plática es amena, hablas de todo un poco, evitas un poco el tema de trabajo y desempleo.

11:40pm Es hora de ir a casa. Despídete.

12:00am Momento para poner la pijama, pero antes repórtate, avisa que llegaste.

12:10am Habla con Él. Intenta escucharlo.

12:35am Deja de pensar en tu situación, en el desempleo.

12:40am Intenta de nuevo dejar de pensar en tu situación. Ve el lado positivo: Es un mundo lleno de posibilidades.

12:42am Date por vencida. No puedes dormir. Ve Facebook.

1:10am Facebook te aburre. Ve tu whatsapp.

1:12am Es hora de dormir. Mañana será otro día.

1:13am Sigue pensando: “Mañana será mejor. Mañana será mejor” hasta quedarte dormida.

7:45am Despierta. Vuelve a empezar. Vuelve a intentarlo.

*No cambie nombres, ¡no dije nada malo entonces equis!, pero si mezclé situaciones de diferentes días. Esto es un poco real, un poco ficción.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s